Se disparó el precio del carbón por el covid-19

Coronavirus y extractivismo

El carbón, la opción energética más contaminante y que históricamente ha sido la más barata, es ahora el combustible fósil más caro del mundo. Ante el colapso de las cotizaciones de petróleo en el último mes –han caído más de un 50%–, el crudo ahora tiene un precio inferior al del contrato de carbón más comercializado, en términos de energía equivalente, según los cálculos de la agencia Bloomberg.

Así el carbón de Newcastle de Australia, tipología de referencia, cotizaba 66,85 dólares por tonelada métrica el pasado viernes, que sería equivalente a 27,36 dólares por barril de petróleo. El Brent, que se negocia en Europa, terminó ese día en 26,98 dólares, o sea algo por debajo. El carbón también es más caro que el GNL (gas natural licuado). Es un sorpasso (doble) simbólico pero que hay que poner en contexto.

El uso de carbón en Estados Unidos y Europa ha disminuido de forma considerable en los últimos años a favor del gas natural y las energías renovables, más baratas y menos contaminantes. En España las centrales de carbón son residuales y, como anécdota, la pasada semana acaba de cerrar la última planta de carbón de Nueva York.

Sin embargo, en Asia este fósil sigue siendo una opción popular. China e India están todavía construyendo centrales de carbón. El continente asiático necesita energía y el carbón era una fuente necesaria en el mix energético pese a ser el combustible más sucio, al emitir casi el doble de dióxido de carbono que el gas natural y un 30% más que la gasolina cuando se quema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here