Proceso electoral en Bolivia, inicio de campaña por la presidencia. Las elecciones para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores están pendientes desde el fraude de octubre pasado, a manos del entonces mandatario Evo Morales.

Proceso electoral Bolivia

El acuerdo se plasmó en una ley que aprobó sin problemas el Parlamento, con mayoría del MAS, pero Áñez estuvo a punto de no promulgarla, en desacuerdo con ir a las urnas mientras dure la pandemia, y no la sancionó hasta la noche del pasado martes, al borde del plazo que tenía.

La mandataria transitoria no hizo alusión a la convocatoria formal de la fecha de elecciones durante un acto en la mañana hora local en La Paz, ni los principales candidatos como Arce, que iba primero en las encuestas, ni tampoco otros actores políticos como Morales, que desde Argentina ejerce de jefe de campaña del MAS.

La polémica se centra ahora en el país en cuestiones como el destino del dinero que reciben las candidaturas para su campaña, en vista de las penurias del sistema sanitario boliviano ante una crisis como esta del coronavirus.

“La salud está primero”, defendió el expresidente Mesa, para que estos recursos vayan “a combatir la pandemia”, pidiendo también se destine a ello la “propaganda de Jeanine Ánez y su gobierno y los gastos superfluos” de la Asamblea Legislativa que controla el MAS.

Áñez, candidata por la alianza Juntos, pide a otros candidatos como Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, y Carlos Mesa, de la agrupación Comunidad Ciudadana, que se responsabilicen de lo que pueda pasar por celebrar un evento de masas como una votación, pues el voto es obligatorio en Bolivia, “en plena pandemia”.

El Gobierno interino prevé precisamente que hacia esa fecha se dé el pico de contagios por coronavirus en el país, donde los positivos van en aumento y superan los 28.500, con más de 900 fallecidos, entre sus once millones de habitantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here