A poco de cumplirse 15 días de la primera explosión en Oruro y a más de 10 del segundo atentado, que terminaron cobrando la vida de 12 personas, el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, dijo que se entregará una recompensa de Bs 150.000 para quienes proporcionen datos que permitan identificar y detener a los autores de ambos hechos.

Morales hizo esta afirmación días después de que el joven, cuyo identikit fue difundido como el principal sospechoso de haber colocado uno de los explosivos, se presentó ante las autoridades negando haber participado en los hechos y pidiendo no ser acusado falsamente.

“Al hermano o hermana que nos dé información verídica sobre el autor de este atentado, vamos a dar recompensa de 150 mil bolivianos”, dijo el primer mandatario durante un acto público en la capital folclórica del país.

Morales dijo que las explosiones son actos criminales y aseveró que “tenemos que dar con el autor, no puede quedar así. Tenemos la obligación de cuidar la vida, salvar la vida”.

Piden videos caseros

El comandante nacional de la Policía, general Faustino Mendoza, solicitó a la población que tenga videos caseros de lo ocurrido en Oruro, hacerlos llegar a los investigadores para verificar pistas para dar con los autores.

“Pido a las personas que tengan imágenes o algún video casero, que nos puedan hacer llegar. Recurrir al celular 74422010 o al 110 y 120”, agregó Mendoza.

El fiscal Rocha calificó de “complejo” el caso porque en el lugar de los hechos no hay cámaras de seguridad que aporten en las investigaciones. Esta semana la Policía mostró una grabación incluso con un identikit del posible autor, pero esta persona apareció para negar su participación.

Los videos de las cámaras de seguridad que filmaron la primera y segunda explosión “no vinculan casi nada” para las investigaciones, informó el fiscal departamental de Oruro, Mario Rocha.

No quiso referirse a la decisión del Gobierno de otorgar una recompensa de 150.000 bolivianos a quienes contribuyan con información sobre los responsables de haber causado las dos explosiones en la ciudad de Oruro, porque no conocía a detalle la declaración del presidente Evo Morales.

 

Más noticias:    La Casa de Papel refuerza el poder adictivo de las series en Netflix