Polémica por decreto que abre la puerta a semillas transgénicas

Involucra a cinco cultivos

La polémica por los transgénicos nuevamente se instala en Bolivia. Un Decreto Supremo publicado el 7 de mayo por el gobierno transitorio de Jeanine Añez ha dado luz verde al ingreso de una mayor variedad de semillas transgénicas al territorio boliviano.

La norma autoriza al Comité Nacional de Bioseguridad, de manera excepcional, “establecer procedimientos abreviados para la evaluación del maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, genéticamente modificados en sus diferentes eventos, destinados al abastecimiento del consumo interno y comercialización externa”, explica el artículo único del decreto.

Este decreto establecía diez días para que este comité realice su evaluación sobre las semillas transgénicas que se utilizaran en Bolivia, pero luego el plazo fue extendido a 40 días.

“Lo que está pasando es parte de una política que viene desde el 2005 con gobiernos que abrieron el camino con normas que permitían el uso de transgénicos y la producción de biocombustibles”, dice Pablo Villegas, responsable de investigación del Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB).

En Bolivia, el uso de soya transgénica está autorizada, sin embargo, este nuevo decreto abre las puertas a otros cultivos como maíz, caña de azúcar, algodón y trigo, una decisión que ha desatado el rechazo de expertos y comunidades indígenas por los riesgos que representan estos productos para la biodiversidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here