Plata y oro, mejora el margen de ganancia para inversores. La plata tiene aún más potencial alcista: 40 dólares por onza troy en los próximos años. El oro pudría aumentar a 2 mil por onza troy para fin de año.

Valor plata oro

Los metales preciosos e industriales tienen una racha ganadora. El oro se acerca a un nuevo récord, la plata ha subido a un máximo de 6 años y el cobre está más de un 30% por encima de sus mínimos de marzo.

“Estos no son momentos fugaces de fortaleza de corta duración, sino más bien signos de desarrollo positivo a largo plazo”, dijo Michel Salden, un analista de inversiones.

Los inversores están acudiendo en masa a activos reales y dando la espalda a las inversiones de renta fija, de rendimiento negativo.

El gasto fiscal ha aumentado en todo el mundo para amortiguar el impacto de la pandemia. Esto ha aumentado los temores de inflación. Como los metales actúan como cobertura de la inflación, es probable que se beneficien de este desarrollo. Un ejemplo de esto es el aumento en el precio de la plata, en más del 350%, en 2010.

La transición de la energía verde: dado que los políticos de todo el mundo apuntan a una recuperación verde, los cambios en la demanda de metales industriales se están valorando cada vez más. El último plan de recuperación de la UE aumentará la demanda de plata (utilizada en paneles solares), platino (utilizada en automóviles de hidrógeno) y paladio (utilizada para reducir las emisiones en automóviles tradicionales de gasolina).

Además, el cobre se beneficiará enormemente del aumento esperado en las ventas de vehículos eléctricos. Cada vehículo eléctrico tiene 60 kilogramos más de cobre que un automóvil convencional porque el cobre es el metal principal utilizado para la red eléctrica de vehículos eléctricos.

Debido a los bloqueos de Covid-19, el suministro de metales industriales y preciosos es limitado. México, Perú, Bolivia, Chile y Sudáfrica se encuentran entre los países más afectados por el virus, que ha restringido severamente la actividad minera.

El declive económico en estos países traerá consigo riesgos sociales y políticos que hacen que las inversiones necesarias en nuevas capacidades de producción sean altamente inseguras, lo que podría conducir a cuellos de botella a largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here