Pique a lo macho, el plato insignia de la cocina de Bolivia

Pique a lo macho, el plato insignia de la cocina de Bolivia. La historia del plato se remonta a 1969. Los propietarios del restaurante “El Prado” en Cochabamba se vieron obligados a crearlo para aguantar las borracheras de su asidua clientela.

Pique a lo macho

Pique a lo macho es una receta típica de la región de Cochabamba. Por entonces, El Prado normalmente servía sándwiches después del medio día.

Sin embargo, había un importante grupo de pilotos de una aerolínea boliviana que cada sábado acudían al restaurante y querían algo que pudieran compartir entre todos y les ayudara a seguir disfrutando de la bebida y la conversación con los amigos.

Los dueños sirvieron entonces grandes fuentes de carne troceada (picado o pique) con patatas fritas, tomate, huevo hervido y abundantes rodajas de pimientos locotos (o rocotos).

Lo picante del guiso hizo surgir entre los comensales el comentario de que aquel era “un picado para machos”. Y de este nada inclusivo comentario, nace el nombre del plato que finalmente se incorporó a la carta del restaurante como “pique a lo macho“.

Algunas recetas, añaden mayonesa y ketchup por encima de la preparación. Nosotros en Bolivia no lo comimos así.

También puede cocinarse acompañado de trozos de queso de oveja salado. También hay una versión que va en seco. Y hasta puede probarse el pique a lo macho con cerveza.

Deja un comentario