Phoenix Tower compra 600 torres de comunicación inalámbrica en Bolivia

Phoenix Tower compra 600 torres de comunicación inalámbrica en Bolivia. Compró la propiedad y derechos de administración relacionados con 600 torres de comunicación inalámbrica pertenecientes a la filial boliviana de Trilogy, NuevaTel.

Phoenix Tower Bolivia

Los términos de la transacción se mantuvieron confidenciales entre las partes. El Director Ejecutivo de Phoenux Tower International, Dagan Kasavana, declaró: “Nos complace realizar transacciones con Nuevatel para comprar estos activos y llevar el modelo de torre independiente a Bolivia.

“Creemos que nuestra presencia en el mercado proporcionará a los operadores una solución de host neutral fuerte para sus crecientes necesidades de infraestructura. Además, el equipo de administración de Trilogy son veteranos en servicios inalámbricos a largo plazo, con los que estamos entusiasmados de asociarnos y brindar apoyo en los próximos años “.

Al comentar sobre el acuerdo, Brad Horwitz, presidente y CEO de Trilogy, dijo: “Estamos complacidos con esta transacción que mejora nuestra eficiencia de capital al tiempo que se alinea con socios fuertes en PTI. Continuamos considerando una serie de alternativas estratégicas y operativas en Bolivia. y seguirá siendo oportunista en lo que se refiere a maximizar el valor para los accionistas “.

Phoenix Tower International  posee y administra más de 6 mil torres, 986 kilómetros de fibra y más de 80 mil de infraestructura inalámbrica y sitios relacionados en todo Estados Unidos, incluyendo Puerto Rico y las Islas Vírgenes, Costa Rica, Panamá, El Salvador, Guatemala, Colombia, Perú, México, República Dominicana, Antillas Francesas, Jamaica, Argentina, Ecuador y Argentina.

Con sede central en Boca Raton, Florida, PTI se fundó en 2013 con la misión de ser un proveedor de primer nivel para los operadores inalámbricos de las Américas en mercados de alto crecimiento. Los inversores de PTI incluyen fondos administrados por Blackstone Tactical Opportunities y John Hancock.

Deja un comentario