Miriam Vargas, la diputada de Potosí denuncia al MAS por robo. Miriam Vargas, disidente del MAS en la asamblea departamental de Potosí, Clery Vargas denunció que tenían a su familia como rehén e invadieron su casa en represalia por su actual posición política.

 

Miriam Vargas MAS

“Quemaron mi propiedad, retuvieron a mi familia como rehén”, dijo Vargas, quien renunció a su cargo como miembro por temor a represalias. De hecho, denunció que fueron los líderes de su propio partido quienes le robaron sus activos.

Hace un mes, Vargas regresó a su hogar en el municipio de San Pedro de Macha (provincia de Chayanta), al norte de Potosí, para estar con su madre, que tiene problemas de salud. Hizo el viaje llevándose a sus tres hijos, de 21, 18 y 13 años.

El 10 de junio, Vargas viajó desde Macha a Villa Imperial para reanudar la sesión de ratificación del gobernador Omar Veliz.

“Misión cumplida, hermano. Te apoyé y ahora me gustaría que hables con mis líderes porque amenazan con creer que no voy a votar por ti “, dijo a Veliz después de la votación. “Me dijo que estuviera tranquilo, que iba a hablar con ellos. Así que estaba segura que no pasaría nada”, agregó.

Sin embargo, los rumores de que no votaría por Veliz llevaron a una muchedumbre de 90 a 100 personas a exigir la renuncia de Vargas. Ella misma no pudo llegar a su casa y escribió una carta de renuncia que envió a la multitud, que, sin embargo, la rechazó porque no se había presentado a la asamblea departamental.

Durante la noche patearon sus puertas e impidieron que saliese. Al día siguiente, Vargas presentó la carta al presidente de la asamblea departamental y al tribunal electoral de Potosí, pero durante la noche la casa fue robada, saqueada y finalmente incendiada.

“No me dejaron nada. El horno de mi cocina, los sillones, las computadoras de mis hijas a través de las cuales pasaban sus lecciones, su ropa. Quemaron todo. Pero las jarras y las mantas se las llevaron”, dijo. “¿Qué hubiera pasado si mis hijos hubieran sido encontrados en casa?

Los asaltantes vigilaron durante una semana, hasta el miércoles siguiente, cuando Vargas se mudó a Macha con la delegada de Potosí, Vilma Martínez, para administrar la pacificación del lugar y comenzar el diálogo.

La defensora del pueblo, Nadia Cruz, solicitó a la Asamblea Legislativa Departamental de Potosí que declare ilegal la renuncia de Miriam Vargas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here