Mina de zinc Colquiri, empresa suiza exige acuerdo por estatización. La multinacional suiza Glencore exige al gobierno de Bolivia una indemnización de 675 millones de dólares.

Zinc Bolivia

Cuando la administración de La Paz nacionalizó una mina de zinc y dos fábricas de la multinacional suiza se abrió un altercado económico que deriva hasta estos días.

La forma en que el gigante Zug ha obtenido sus activos ha sido más que exitosa, decían los ex funcionarios que la nacionalizaron a puro decreto. Sin embargo esta situación podría cambiar con la partida de Evo Morales.

La mina de zinc Colquiri, a 200 kilómetros de La Paz, vivió momentos de tensión y euforia a fines de mayo de 2012. Los guardias no pudieron hacer nada. Aquella madrugada, mil bolivianos con cartuchos de dinamita tenían la firme intención de ocupar las instalaciones.

Bloquearon el acceso a los trabajadores que comenzaban su turno y ocuparon sus lugares.

Glencore, un gigante de materias primas que explotaba el depósito, en vano se quejó oficialmente a La Paz. No funcionó: 21 días de violencia y tensiones después, un decreto del gobierno estableció que la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), una empresa estatal, se quedó con el control de la mina. Así es como Colquiri fue nacionalizada.

Para Glencore significó un nuevo revés en los Andes. En mayo de 2010, se nacionalizó su fundición de antimonio (un metaloide utilizado en aleaciones que aumenta la dureza del plomo), en el departamento vecino de Oruro.

Tres años antes, en febrero de 2007, el ejército boliviano había forzado la puerta de su fábrica vecina, la fundición de estaño más grande del país, e instaló en su fachada una pancarta que mostraba una sola palabra: «Nacionalizado».

Evo Morales se había pavoneado para anunciar, en el acto, la adquisición del Complejo Metalúrgico Vinto, la compañía de Glencore, dueño de las instalaciones.

Hoy sus ejecutivos piensan que Bolivia tiene que pagar por los daños económicos sufridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.