La pesadilla de una argentina en el sistema de salud de Bolivia

Una familia de la provincia norteña de Salta (Argentina) tuvo un accidente de tránsito en Bolivia, en septiembre del año pasado, cuando viajaban a Cochabamba para participar en la peregrinación de la Virgen de Urkupiña.

Según el portal de Todo Noticias, tuvieron que pagar cerca de 3.500 bolivianos (cerca de 10.000 pesos argentinos) por gastos médicos en un hospital y que el trato fue pésimo.

El bus en el que viajaban se volcó provocando la muerte de un menor y 20 heridos, entre los que estaban Silvia de la Silva, su hija Patricia y su nieto, los tres de nacionalidad argentina.

“Nos llevan al hospital pero nos mantienen en un box, ya que nos decían que no había espacio. A mi hija, que era la que sufrió las peores heridas, de la clavícula a la axila, le quitaron la ropa, le limpiaron las heridas y empezaron a cortarla sin anestesia. Lloraba y se descomponía de los gritos, pero le dijeron que ya estaba sedada”, dijo en una entrevista con ese medio.

“Empecé a ver cómo hacía para traerla a Salta, conseguí la plata y, logré hacerlo, aunque no fue fácil.   Me dijeron que debía pagar o conseguir dos dadores de sangre para irme”, explicó. Silvia contó que su hija no fue dada de alta, que sigue con tratamientos médicos en la Argentina y que podría haber perdido un brazo.

La noticia se conoce en medio del conflicto en el que una iniciativa legislativa propone que Argentina haga un convenio con otros países para cobrar por   la atención médica de extranjeros  sin residencia permanente.

 

Bolivianos temen que tensión entre Argentina y Bolivia genere racismo

Gustavo Iaria, ejecutivo de la Federación de Asociación Civil 6 de agosto, que congrega a residentes bolivianos en Argentina, fue entrevistado este martes por la cadena A24, y habló sobre la   tensión que están viviendo los gobiernos de Bolivia y Argentina    con el tema de la reciprocidad sanitaria.

Iaria, durante la entrevista lamentó que   la situación haya generado un golpe mediático,  acompañado con mensajes agresivos y racistas en las redes sociales, contra la comunidad boliviana en Argentina.