La muerte de un opositor eleva la tensión al máximo

Crisis en Bolivia

Políticos opositores acusaron este miércoles a Evo Morales por la muerte del joven opositor Limbert Guzmán en los violentos enfrentamientos que se desataron este miércoles en la región boliviana de Cochabamba entre opositores y partidarios del presidente boliviano.

Limbert Guzmán, de 20 años, había ingresado con muerte cerebral en un hospital de Cochabamba, en el centro del país, tras sufrir graves heridas en unos choques con palos y piedras.

El parte médico indicó que el joven ingresó en el hospital Viedma con “traumatismo cráneo encefálico grave, fractura de base de cráneo y muerte cerebral”.»Presentó un paro cardio respiratorio, que inmediatamente fue reanimado por más de 20 minutos, y los esfuerzos fueron vanos falleciendo el paciente a horas 20:45 (sic)″, hora local (01:45 GMT del jueves), señaló el informe.

Luis Fernando Camacho, el opositor que lidera las protestas en contra del presidente boliviano, fue uno de los más contundentes en su denuncia, al afirmar que Limbert Guzmán, de 20 años, fue “asesinado brutalmente por el régimen de Evo Morales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.