Interna en la coalición cívica que disputa el poder en Bolivia

Coalición en crisis

El cruceño Luis Fernando Camacho y el potosino Marco Pumari, considerados como los dos principales símbolos de la lucha cívico-ciudadana que derivó en la renuncia de Evo Morales al poder, después de casi 14 años, podrían pasar de aliados a posibles rivales en las próximas elecciones presidenciales de Bolivia, debido a la decisión de dejar en suspenso el binomio que aparentemente habían ya consolidado hasta la semana pasada durante una reunión en la ciudad de Potosí.

Inesperadamente, Pumari ha avanzado por sí solo en la búsqueda de apoyo en algunas regiones del país para ser candidato a Presidente y no a Vicepresidente. Su posible postulación fue tratada el sábado úlltimo en un encuentro del Consejo Consultivo del Comité Cívico de Potosí, del que es actual presidente.

Dirigentes de esa organización, que lideró prolongadas movilizaciones contra Evo Morales, expusieron como condición para una alianza con Camacho que Pumari vaya a la cabeza del binomio y no como segundo.

Además, exigen una renovación y no que se firmen alianzas con siglas políticas antiguas. En esta cita le encargaron buscar consenso para que sea candidato presidencial, horas después de que Luis Fernando Camacho oficializara que Pumari no será su acompañante en las próximas elecciones de Bolivia

Aunque Pumari adelantó hace una semana que la mejor persona para establecer una alianza con miras a las elecciones presidenciales es Luis Fernando Camacho y afirmó que “el orden de los factores no altera el producto” (refiriéndose a quién es primero y quién es segundo), el presidente cívico potosino hizo ver algunas diferencias respecto a su posible compañero de fórmula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here