Industria legal de la coca más grande del mundo podría cerrarse. Una toma de poder por la derecha en Bolivia podría significar el fin de un sistema que probablemente ha mantenido la guerra contra las drogas bajo control.

Coca industria

Bolivia es uno de los tres países del mundo que producen la mayor parte de la coca del mundo. La planta es el ingrediente base de la cocaína. Y es el único país donde la producción a gran escala es totalmente legal, un sistema que algunos consideran una plantilla futura para la producción legal de cocaína.

Ahora, en medio de la agitación política, la industria legal de la coca de Bolivia podría cerrarse.

Los que están actualmente en el poder dicen que el sistema legal no es tan legal como parece, y está alimentando el comercio ilegal internacional de cocaína.

A medida que Bolivia se acerca a una encrucijada durante sus próximas elecciones nacionales en mayo, la cuestión de la cocaína se ha convertido en un tema clave para el futuro de la nación.

Las plantaciones legales de coca han existido en Bolivia desde la aprobación de una ley en 1988, cuando se permitieron 12 mil hectáreas de tierra para el cultivo de la planta. Pero esa ley coexistió con violentas operaciones de erradicación forzada financiadas por Estados Unidos en otras partes del país donde los cultivos de coca legales fueron destruidos por la fuerza.

Esto sucedió, entre otros lugares, en Chaparé, el hogar y ahora bastión político del ex presidente Evo Morales.

Morales quería probar algo nuevo. Después que su gobierno fuera elegido en el poder en 2006, procedió a expulsar a la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA), acusándolo de estar detrás de violentas operaciones antinarcóticos.

Morales fue el primer presidente indígena de Bolivia, y su ascenso al poder desde los campos de Chaparé determinó la postura pro coca de su administración y puso el cultivo de coca en el centro de la política nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here