Green Blood, pool de medios analiza crímenes medioambientales. Unos 40 periodistas de más de 15 medios han investigado de forma conjunta durante ocho meses escándalos medioambientales.

Green Blood medios

Treinta medios de todo el mundo procedentes de otros tantos países se han unido para investigar juntos escándalos medioambientales de todo el mundo que la prensa local ha afrontado con persecuciones, intimidaciones, muertes y demandas.

Los intereses empresariales, en connivencia con fuerzas de seguridad y políticos locales, han dificultado investigaciones en algunos de los espacios naturales en los que se realizan prospecciones y se explotan proyectos mineros.

La búsqueda de materias primas en países con peores condiciones laborales y menores controles medioambientales ha llevado a abusos ecológicos, derrames con daños para la salud de la población local, amedrentamiento de periodistas, sacerdotes o líderes vecinales que se atreven a protestas e incluso a muertes y violaciones.

Durante ocho meses, unos 40 periodistas han trabajado bajo la coordinación de Forbidden Stories para dar continuidad a investigaciones que los periodistas locales se han visto impelidos a abandonar.

Tanzania, Guatemala e India centran estas investigaciones, donde multinacionales de la minería están obteniendo materias primas básicas para tecnología, electrodomésticos, móviles o productos de consumo que se venden principalmente en occidente. Algunas de ellas utilizan empresas interpuestas para evadir los certificados de respeto del medio ambiente.

Bajo la coordinación del consorcio Forbidden Stories (Historias prohibidas), EL PAÍS se suma así a una alianza con periódicos como The Guardian (Reino Unido), Le Monde (Francia), Expresso (Portugal), Die Zeit y Süddeutsche Zeitung (Alemania), Haaretz (Israel) Gazeta Wyborcza (Polonia) y otros medios y plataformas de Sudáfrica, Colombia, Kenia, Guatemala, Suiza, Suecia, Bélgica y otros.

El proyecto, de nombre Green Blood (sangre verde) se define bajo el lema: “Silenciaron a los periodistas. Pero no silenciarán las historias».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.