Ferrocarril bioceánico, ¿verá alguna vez la luz? El Corredor de Integración de Ferrocarriles Bioceánicos que unirá a Perú y Brasil ha estado en juego durante un tiempo, pero hasta ahora se ha avanzado muy poco.

Ferrocarril bioceánico

A medida que la incertidumbre política y económica continúa afectando a América Latina, ¿cuáles son las posibilidades de que este proyecto se materialice?

En los últimos años, el impulso de la infraestructura local se ha convertido en un área de enfoque importante para varios países latinoamericanos, que buscan ansiosos por encontrar nuevas oportunidades comerciales y sobrellevar la ola de tensiones comerciales de China y Estados Unidos.

Si bien algunos países están tratando de lograr este propósito individualmente, como en el caso de la reciente estrategia de Chile “Chile sobre rieles”, otros están uniendo fuerzas para captar la atención de los inversores asiáticos, europeos y estadounidenses para impulsar sus perspectivas económicas.

El muy discutido corredor central del ferrocarril bioceánico es un ejemplo destacado de este sentimiento. Una propuesta de 3.750km de pistas que van desde el lado occidental del continente hasta el este, conectando los océanos Pacífico y Atlántico. El proyecto involucra a Perú, Bolivia y Brasil, y Paraguay también considera participar.

Los presidentes chino y boliviano crearon por primera vez la idea de una red ferroviaria multinacional entre los dos océanos en 2013. Desde entonces, se han dado varios pasos con el último que data de octubre de 2019, cuando el banco de desarrollo latinoamericano CAF firmó $ 3 millones. acuerdo para financiar estudios de preinversión para la sección del corredor de Bolivia.

Pero también ha habido una serie de contratiempos, incluidas las tensiones políticas internas de la región, así como el hecho de que después de siete años, el proyecto actualmente no parece estar cerca de comenzar, y mucho menos entrar en vigor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here