Evo Morales ante la prueba más dura para mantener el poder. Las encuestas apuntan a una carrera cerrada en la votación del 20 de octubre próximo, nada favorables para el oficialismo.

Evo Morales 2019

Evo Morales llegó a presidir más de una década de crecimiento económico. Y con ese viento impulsó los negocios en uno de los países más pobres de América del Sur.

Ahora Evo Morales puede estar enfrentando su prueba más dura como presidente. Los votantes, una vez entusiasmados por su ascenso a los cuentos de hadas, se han vuelto cautelosos con su renuencia a abandonar el poder. Se sienten incómodos con sus políticas.

Morales logró la victoria en elecciones anteriores, convirtiéndose en el líder con más años de servicio de una nación notoria por su inestabilidad. Pero las encuestas apuntan a una carrera cerrada en la votación del 20 de octubre, donde buscará un cuarto mandato.

«Después de mucho tiempo, enfrentamos elecciones muy apretadas», dijo Franklin Pareja, profesor de Ciencias Políticas en La Paz.

Si bien las encuestas muestran que lidera, también indican que es posible que no gane directamente en la primera ronda, estableciendo una segunda vuelta electoral en diciembre. Allí estaría en peligro de perder ante una oposición unida.

Rodeado de naciones que se tambalean por las crisis económicas, Bolivia bajo Morales sigue siendo un raro ejemplo de estabilidad y crecimiento. Al presidente de 59 años se le atribuye la administración económica pragmática que extendió la riqueza de gas natural y minerales de Bolivia entre las masas.

Tras un auge en los precios de los productos básicos hace una década, Morales pavimentó caminos, envió el primer satélite de Bolivia al espacio y frenó la inflación. Estadios, mercados, escuelas, empresas estatales e incluso un pueblo llevan su nombre.

Bolivia mide sus pasos sabiendo que la puerta hacia el exceso y la codicia en el poder jamás han dado buenos resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.