El Capitolio avanza con el impeachment a Trump

Juicio político

La Cámara de Representantes, dominada por el Partido Demócrata, tomó una histórica decisión al avanzar en favor del juicio político al presidente Donald Trump, lo que desató un airada reacción del gobierno estadounidense, que la objetó por “inconstitucional” y antiamericana”.

La resolución ahora debe ser enviada al Senado, dominado por el Partido Republicano. Los legisladores votaron ayer a favor de una resolución que autorizaría la siguiente fase de una investigación de ‘impeachment’(proceso de juicio político) contra el mandatario republicano de 73 años.

Según los defensores del presidente, se trata de una medida que pretende anular las acusaciones de parte de Trump y sus aliados republicanos de que el proceso de destitución es injusto e ilegítimo. La acusación de los demócratas contra Donald Trump es “una verguenza” y también, “el intento descarado de destruir al presidente” Donald Trump, según la primera expresión de la Casa Blanca. Lo dijo la portavoz del gobierno, Stephanie Grisham. La resolución votada por la Cámara es “injusta, inconstitucional y antiamericana”, añadió.
“La de los demócratas es una obsesión loca», dijo Grisham, y agregó: «El presidente no hizo nada malo”.

El caso

La trama se remonta a los meses de abril y mayo, cuando el abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani, viajó a presionar al gobierno de Volodimir Zelenski para que abra investigaciones sobre el demócrata J oe Biden, que asomaba como su principal rival en la carrera hacia la Casa Blanca, y su hijo Hunter, quien trabajó en una importante empresa de gas en ese país.

La llamada

Sin respuesta del otro lado, Trump subió la apuesta. Congeló una ayuda militar por 400 millones de dólares a Ucrania y luego tomó el teléfono para hablar sin mediadores con Zelenski. «Estados Unidos ha sido muy, muy bueno con Ucrania», le dijo, e insistió en que anunciara la investigación a los Biden. También le pidió ayuda para ensuciar el origen de la investigación del Rusiagate.

Revelación

La presión habría quedado en secreto si no fuera por un agente de inteligencia, cuyo nombre no fue revelado, que denunció formalmente las maniobras de Trump sobre Zelenski ante el inspector general de la comunidad de inteligencia. Quedó clara la extorsión: la investigación a los Biden a cambio de la ayuda militar. El gobierno logró trabar durante seis semanas el acceso del Congreso a esa denuncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.