Dólar y kirchnerismo empujan a productores argentinos a campos bolivianos

Éxodo agrario

Según especialistas, para los productores agropecuarios hay mayores oportunidades en Paraguay y Bolivia que en Argentina. El titular de una reconocida inmobiliaria rural santafesina, destacó la rentabilidad y la seguridad jurídica que existen en otros países de la región, y aseguró que el mercado “está a la baja como todos los activos argentinos”.

“La brecha entre la ficción del dólar oficial y el verdadero blue,  MEP o contado con liquidación, dificulta las operaciones. Los campos buenos (agrícolas zona núcleo) se siguen comercializando en valores de dólar billete y los campos marginales o ganaderos, ya escuchan ofertas en pesos y financiación en kilos de carne” expresó José Cardín especialista en tierras rurales.

El impacto de las diversas cotizaciones del dólar que describe Cardín coincide con el panorama que muestra la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), que en su índice de mayo reporta una importante caída de la actividad (-53% vs. mayo 2019); y sostiene que desde el inicio de la pandemia, el sector atraviesa ”una tormenta de arena donde todas las referencias para orientarse se perdieron o se tornaron muy difusas y cambiantes”, que hizo detener al mercado.

“Para que haya mercado deben existir operaciones de referencia que, de momento, no se concretan. Con la importante brecha de valores esperados por las partes, y la firmeza en sus posturas, es difícil que esto ocurra hasta tanto ceda la tormenta y permita ver el nuevo horizonte, siendo temerario decir cuándo sucederá y qué paisaje encontraremos”, aseguraron desde CAIR.

Según el empresario inmobiliario, el hecho de que “el campo es el enemigo para la conducción política actual”, sumado a las fuertes restricciones para que capitales extranjeros puedan adquirir terrenos en la zona núcleo, hizo que inversores y
“muchos argentinos se vayan a producir a Bolivia y Paraguay”.

Y ejemplificó: “Allí no hay inflación, en las proporciones que estamos acostumbrados los argentinos. Tampoco sufren nuestra presión tributaria, tienen un Impuesto a las Ganancias y un IVA del 10%, y Cargas Patronales del 25%. Tampoco existen las retenciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here