Científicos adventistas investigan dinosaurios en Bolivia. Miembros de un comité de la Conferencia General terminaron en el ayuntamiento de Torotoro, siendo honrados por el alcalde Eliodoro Uriona Pardo.

Dinosaurios en Bolivia

A través de la investigación de dinosaurios de Raúl Esperante, un investigador científico senior en el Instituto de Investigación de Geociencia (GRI) ubicado  California, surgió el trabajo colaborativo.

Los detalles revelan cómo las actividades de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la investigación científica contribuyen al bienestar de las personas dentro y fuera de la Iglesia Adventista.

Esperante ha estado desarrollando un programa de investigación de dinosaurios durante varios años, estudiando vías en el área de Torotoro, una ciudad boliviana hermosa

En este paisaje seco y espectacular, los ciudadanos de Torotoro se ganan la vida mientras crían ovejas y ganado, sobreviviendo justo por encima de un nivel de subsistencia. Pero el alcalde Pardo vio una gran oportunidad para mejorar la suerte de los ciudadanos de su ciudad.

La clave del desarrollo económico es la ubicación de Torotoro dentro del Parque Nacional Torotoro de Bolivia. La investigación sobre dinosaurios realizada por Esperante está atrayendo a otros investigadores y turistas para ver la belleza de la región, las maravillas geológicas y su sorprendente registro de la actividad de los dinosaurios. Esta investigación se lleva a cabo con colegas de la Universidad Adventista de Bolivia (UAB).

Como complemento de su investigación sobre dinosaurios, la UAB ha desarrollado un muy buen museo de historia natural en la ciudad de Cochabamba. Este museo orientado a la investigación está diseñado para albergar grupos escolares mientras comparte una visión de dinosaurios y otros fósiles que es consistente con el registro bíblico de la historia.

Junto con el arduo trabajo de los investigadores, la inversión por parte de la universidad, así como las subvenciones que apoyan la investigación y el museo, tanto del Instituto de Investigación de Geociencias de la Conferencia General como del Consejo de Fe y Ciencia lo han hecho posible. Ahora la inversión está dando resultado tanto para los residentes de la UAB como para los de Torotoro.

A medida que se difunden las noticias sobre las magníficas vías de dinosaurios en el área y se estudian y preservan para que otros las vean, nuestra comprensión de estas increíbles criaturas crece y otras se sentirán atraídas, trayendo turismo y el desarrollo económico asociado que la gente necesita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.