Bolivia reconsidera cómo industrializar su litio. Una disputa entre dos sectores del departamento de Potosí ha llevado al actual gobierno de transición a cambiar el gerente de la empresa estatal Yacimientos de Litio Boliviano (YLB) tres veces en solo dos meses.

Bolivia litio 2020

El nuevo gobierno, que debe ser elegido en agosto, tendrá que repensar el plan del país para su litio, cuya explotación interesa a varias compañías chinas.

Para completar el ciclo de explotación a industrialización, el gobierno de Evo formó una empresa conjunta con ACI Systems de Alemania para la producción de hidróxido de litio, un compuesto utilizado para fabricar baterías.

El Comité Cívico de Potosí (Comcipo) lo rechazó, argumentando que no era beneficioso para la región ni el país.Ante la presión social, Evo rompió esa asociación el 3 de noviembre de 2019, una semana antes de dejar el poder.

El gobierno de la presidenta interina, Jeanine Áñez, hasta ahora no ha definido cómo industrializar el mineral. Por ahora, ella está tratando de minimizar el impacto negativo de una demanda con la compañía alemana.

Mientras tanto, al menos dos grupos de ciudadanos, el Comité Cívico del Sur y Comcipo, presionaron al gobierno antes de la pandemia para participar en el debate sobre cómo hacer que la explotación de los recursos beneficie a las poblaciones locales.

“A decir verdad, todo es incierto. Con la forma en que cambian de gerente con tanta frecuencia, no es posible seguir adelante con nada. Lo que debemos hacer es esperar las elecciones y el nuevo gobierno”, dijo Marisol Cabrera, miembro de los residentes de Uyuni, quien rechazó el nombramiento de Juan Carlos Zuleta, el gerente anterior de YLB, en su última manifestación en La Paz.

Las elecciones presidenciales, programadas para el 3 de mayo, se pospusieron hasta agosto debido al Covid-19. Urge una política coherente y sostenible en una industria clave para la economía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here