Bienal de La Habana comenzó con 300 artistas contemporáneos. Más de 300 artistas de 52 países ya se apoderaron de los museos, galerías y espacios al aire libre de la ciudad.

Bienal La Habana 2019

«Convirtieron mi hogar en una obra de arte», dijo Silvia Pérez, ante una pieza del artista cubano Elio Jesús Fonseca. «El artista dijo que significaba paz».

La transformación del paseo marítimo del Malecón en una galería interactiva al aire libre, se ha convertido en uno de los lugares más populares del evento artístico más importante de Cuba.

A lo largo de la acera hay suaves rocas encerradas en losas volcánicas por el artista mexicano José Dávila, mientras que una instalación de luces en remolino de la artista peruana Grimanesa Amoros sobresale de un edificio.

El gobierno de Cuba, que ha promovido mucho las artes desde la revolución de izquierda del país en 1959, creó la Bienal de La Habana en 1984 para promover artistas del mundo en desarrollo, especialmente los cubanos.

Este año, 80 cubanos expondrán su trabajo, incluida una presentación el lunes de Manuel Mendive, considerado el artista vivo más importante de la isla caribeña.

Aún así, también incluye un gran contingente de artistas europeos y estadounidenses, incluidos cubanoamericanos como Enrique Martínez Celaya y Emilio Pérez.

El Director de la Bienal, Jorge Alfonso, dijo que había sido un desafío organizar la bienal dada la difícil situación económica de Cuba (las autoridades lo pospusieron medio año), pero que había tenido éxito subrayó la importancia que Cuba tenía para la cultura.

«El eslogan de la edición de este año, ‘la construcción de lo posible’, está relacionado con nuestro ideal de que un mundo mejor es posible».

Sin embargo, algunos artistas que son críticos del gobierno han subvertido esa consigna.

En una pieza sobre el Malecón llamada «Potemkin Village», el artista cubano Juan Andrés Milanés Benito que vive en Noruega ha apoyado lo que parece ser la fachada perfecta de un edificio en otro que está en mal estado.

«Encaja mucho con el gobierno cubano en estos días y cómo funciona el sistema; hay mucha fachada», dijo. «Por dentro no es tan perfecto».

Originalmente, había querido replicar la fachada de un edificio gubernamental renovado, pero las autoridades no lo permitían, dijo.

Algunos artistas cubanos consideran que la Bienal de La Habana en sí misma es una fachada que se asoma sobre las tensiones a fuego lento entre ellos y las autoridades.

La Bienal de La Habana se extiende hasta el 12 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.